El contexto económico y social que atraviesa el país hace que tanto empresas como pymes se vean en un camino sinuoso a la hora de financiarse. Para encontrar una alternativa favorable, el mercado de capitales está acompañando a las pymes ofreciéndoles diferentes herramientas para poder lograr mejores financiamientos y administrar correctamente su capital. Para que esto suceda, en el mercado se están descontando cheques a una tasa menor al 50%.

Según El Cronista, el volumen en el mercado de financiamiento está creciendo mes a mes gracias a la nueva regulación de la Sepyme que obligó a las compañías de seguros a invertir en activos Pymes. De esta forma se garantiza el crecimiento del volumen en el mercado de financiamiento y se llega a la baja en las tasas de cheques y pagarés.

Refiriéndose a las tasas de cheques de pago diferido avalados debajo del 30%, especialistas en el mercado de capitales informaron que “la tasa promedio a 365 días estuvo en 31,3%, la tasa a 180 días 31,8% y a 30 días se negociaron tasas promedio del 32%. Ahora bien, lo destacable es que se están viendo cheques que se están operando con tasas del 28,9%”. Desde el perfil en el que se analice esta situación, tanto los especialistas como gerentes de mercados de capitales resaltan como positiva esta manera de operar.

A fines de marzo ya eran $3851 millones en cheques de pago diferido avalados los que fueron negociados, alcanzando un 34% más que en el mes de febrero y un 29% más que en enero. Comparando estas cifras con marzo de 2018, el crecimiento anual del volumen fue de un 111%.

Según Cristian Villaroel, especialista de mercados de capitales de Mills Capital Markets, en la actualidad el 70% de los cheques con un plazo menor a 180 días, es decir un 30%, se negocia a un plazo mayor. Esta extensión en los plazos de pago resulta ser otro gran índice positivo para las pymes.