El nicho de los coleccionistas de objetos antiguos es más amplio de lo que nosotros pensamos. Es común conocer amigos o familiares que coleccionen monedas, postales, libros, autos a escala, juguetes de distintas sagas como Star Wars o Harry Potter, miniaturas de presidentes de todo el mundo, cds de música antiguos, vinilos o cassettes pero no es tan común conocer a alguien que coleccione cheques antiguos. De todas maneras, las colecciones de cheques son algo real que se llevan a cabo en muchos países y, hoy en día, gracias a la tecnología y plataformas como Ebay o Mercado Libre, esta actividad se está haciendo más popular entre los interesados y las oportunidades de conseguir distintas piezas se han multiplicado.

El cheque, como lo conocemos hoy, es un documento que se creó alrededor del 1600 y fue mutando según su utilidad. En algunos países como Italia en 1300 existieron papeles que se utilizaban como certificados de depósito pero que aún no eran considerados cheques. En Inglaterra, por su parte, en el 1600 se utilizaban Cash-Notes que eran una especie de cheques al portador o a la orden que contenían un mandato de pago y fueron considerados los precursores de los cheques que conocemos hoy en día. Más adelante, en 1882 los londinenses crean la Legislación del cheque dictaminando que el mismo es una letra de cambio a la vista girada hacia un banquero. En 1885, Francia legisló de manera orgánica el uso del cheque regulando el uso de aquel documento e imitando la práctica francesa.

Desde aquel entonces, los cheques sirven para realizar pagos y cobros sin que sea necesario movilizar dinero en efectivo. A lo largo de los años, los cheques han sufrido transformaciones ya sea por el tipo de papel, diseño y tamaño y es parte de la historia mundial conocer cómo eran antes. Para los interesados, existen muchos sitios web en los que se puede ver distintas fotos y diferenciarlos de los que conocemos hoy en día.

En internet podemos conseguir distintas piezas que varían en su precio entre los $50 y $10.000, según el año de creación y la firma del emisor. Un cheque del año 1953 firmado por Molina Campos, por ejemplo, se encuentra en Mercado Libre a la venta por $9.500 ya que es considerado una pieza exclusiva. También hay cheques que se destacan por ser del Banco Nación, del Banco Provincia, del Banco Popular Argentino, del Banco Francés del Río de la Plata y del Banco Español del Río de la Plata u otras entidades que ya no existen hoy en dìa. Algunos usuarios venden chequeras completas emitidas por bancos nacionales e internacionales y se puede apreciar las diferencias entre sí.

Los cheques de colección pueden ser admirados por horas por sus coleccionistas y los remontarán a épocas antiguas. Conseguirlos es una tarea sencilla: a través de internet o en algunos anticuarios se encontrarán piezas únicas que hayan quedado guardadas de épocas anteriores. ¡Es solo cuestión de averiguar y buscar hasta encontrar la que más llame nuestra atención!

Categorías: BlogCheques