El cobro de cheques resulta muy simple dependiendo del tipo de cheque con el que contemos. Siempre debemos tener en cuenta los plazos de cada uno de ellos y las respectivas condiciones y políticas internas de cada entidad bancaria.

Si bien se considera que están perdiendo vigencia en la actualidad, los cheques siguen siendo un elemento de gran uso para comercios y empresas que otorgan un plus de seguridad a pagos y cobros, al ser una alternativa al dinero en efectivo. Sabemos que, para cobrar un cheque en un banco sin inconvenientes, debemos presentar un documento vigente que certifique nuestra identidad y firma junto con el cheque en sí. De esta manera el banco podrá certificar que somos nosotros los autorizados a cobrar el cheque.

En caso de que el cheque que queremos cobrar esté a nombre de otra persona, es decir, que el beneficiario no seamos nosotros, deberá ser endosado obligatoriamente por el librador o beneficiario. Esta es la única alternativa que nos permitirá cobrar un cheque que no fue hecho a nuestro nombre. Endosar dicho documento es algo sencillo: se deberá escribir, en el reverso del mismo la leyenda “páguese a la orden de…” y hacer la firma personal debajo de la del beneficiario. Se recomienda, para el correcto cobro del mismo, tratar de evitar que el cheque tenga más de un endoso.

Si el cheque que buscamos cobrar está cruzado no podrá ser cobrado en efectivo y deberá ser depositado en una cuenta bancaria. Nos damos cuenta que estamos ante un cheque cruzado porque veremos dos líneas paralelas trazadas en alguno de los márgenes del cheque. Algunos bancos ofrecen talonarios de cheques con las líneas ya trazadas para que el dueño de la chequera no tenga que hacerlo de forma manual. Las mismas no deberán cubrir ningún dato importante del documento.

Es importante saber que los bancos no dejan retirar una suma de dinero mayor a la que tiene depositada el titular de la cuenta al momento de presentar el cheque. Es por eso que se deberá chequear previamente que haya fondos existentes en el banco ya que, de lo contrario, el pago del monto indicado podría denegarse.