Generalmente, un librador extiende un cheque a una persona o empresa para realizar pagos sin manipular grandes sumas de dinero en efectivo. Una vez que el beneficiario recibe el cheque, puede transferirlo a otra persona mediante el endoso.
Un cheque es endosado cuando se lo quiere transferir a un tercero para que lo cobre una persona que no es la especificada en el documento escrito. Para endosarlo, se deberá firmar en el reverso del cheque a continuación del primer endoso. Es decir, las firmas deben estar seguidas y conjuntas, no desperdigadas en el papel.
El mismo podrá cobrarse por ventanilla en el banco o ser depositado en una cuenta corriente, de acuerdo a sus características (a la orden, no a la orden, nominativo, entre otros).
El “cheque a la orden” y “el cheque nominativo” indican nombre completo del beneficiario y, para transferirlos a un tercero, deberán endosarlos acompañando su firma con la aclaración, número de documento y domicilio.
En caso de que el cheque esté librado hacia una sociedad jurídica, quien lo endose deberá agregar el sello de la sociedad, la firma, el CUIT y el domicilio de la empresa.
El “cheque al portador” también puede ser endosado. Este no detalla el nombre del beneficiario y, quien lo tenga en su poder, podrá cobrar el monto indicado en él presentándolo en el banco. Se debe tener en cuenta que el monto máximo que se puede extraer por ventanilla es $50.000.
El “cheque cruzado”, a su vez, también puede transferirse a otro beneficiario que tenga una cuenta mediante un endoso ya que la característica principal de este tipo de cheques es que sólo se puede depositar en una cuenta corriente.
El “cheque no a la orden” no permite al beneficiario transferir el documento a otra persona. Es decir, no puede ser endosado.
Los cheques diferidos permiten hasta dos endosos mientras que los cheques comunes permitirán solo uno.
Para que el endoso se realice de forma correcta y el cheque no sea rechazado por el banco hay ciertos requisitos en cuanto a la información obligatoria que debe figurar en el mismo. Estos datos son: nombre y apellido completos del endosante, su número de documento o CUIT, la dirección y su firma. Además, un cheque puede ser rechazado si el endoso se realiza por un monto menor al que figura en el cheque.