Los cheques como medio de pago resultan útiles para evitar manejar dinero en efectivo siempre y cuando se utilicen correctamente. Existen ciertos parámetros que se deben respetar y datos que deben estar detallados sin errores para que la entidad bancaria no rechace nuestro cheque y podamos realizar pagos y cobros sin inconvenientes.

Hay varios motivos por los cuales el banco puede rechazar nuestro cheque. En primer lugar vamos a ver los que se relacionan con los datos que se completan en el documento: El monto detallado en números debe ser el mismo que el detallado en letras. Si hay discordancia entre ambos, es decir, si en números figura la cifra $40.000 pero en letras indica “pesos treinta mil”, el banco está autorizado a entregar solo $30.000.-

Por otro lado, el nombre del beneficiario, la entidad autorizada y la firma deben estar correctamente legibles e indicados ya que, la falta o error en alguno de ellos podría derivar en la cancelación del cheque cuando se lo presenta en el banco.

Además, el endoso es otro ítem a tener en cuenta cuando hablamos de cheques ya que, si contiene alguna irregularidad, el banco podrá rechazarlo también. Para que no haya problemas, las firmas deben estar al dorso del cheque y presentadas de manera consecutiva, no desperdigadas por el documento. Es importante saber que no todos los tipos de cheques pueden ser endosados.

Para más información sobre esto, no dejes de leer todos los detalles acerca de endosos que el blog de Todo Cheques ofrece para ustedes.

Sumado a estas causas, hablaremos de otras situaciones que generan imposibilidad de pago y rechazos de cheques. Si la cuenta bancaria de quien libra el cheque no tiene los fondos suficientes para pagar el monto indicado al beneficiario, el banco lo rechazará y el cheque no podrá ser cobrado. Para solucionar esto, el beneficiario deberá hablar con el librador para coordinar una nueva fecha de pago mediante un nuevo cheque.

Por otro lado, es muy importante respetar los plazos de los cheques. En caso de que el cheque esté vencido o que se presente en la entidad bancaria días antes de la fecha de cobro (si es un cheque de pago diferido), este mismo va a ser rechazado.

Si el cheque es denunciado como extraviado o robado, entre otros, el banco no está autorizado, bajo ninguna condición, a pagar los fondos indicados en el cheque tampoco.

En resumen, para evitar el rechazo de cheques tenemos que ser cautelosos con los datos que proporcionamos en él, en el correcto endoso, en los plazos y los fondos suficientes de la cuenta bancaria.

Categorías: BlogCheques