A principios del mes de julio empezaron a operar los cheques electrónicos de los que tanto veníamos hablando en Todo Cheques. Los mismos fueron introducidos por el Banco Central de la República Argentina con el fin de reducir costos, agilizar y modernizar la modalidad de pago con cheques. Además, aportarán un componente de seguridad en las operaciones.

Los usuarios con cuentas corrientes ya están habilitados para hacer y recibir cheques en su Home Banking y podrán depositarlos en otras cuentas corrientes o en cajas de ahorro. Si bien todas las entidades financieras se encuentran ahora obligadas a recibir depósitos de eCheqs la emisión aún no fue pautada como obligatoria.

La nueva regulación de cheques electrónicos permite que los usuarios realicen endosos sin límites, que el costo de las operaciones se reduzca (reducción de costos de traslado y verificación de documentos) y que la cantidad de cheques rechazados sea aún menor por el poco margen de errores que darán. Por estos motivos es que el BCRA indicó que el cheque electrónico es una fuente de financiamiento con especial relevancia para las PYMES.

El modo de uso de los eCheqs es muy simple, los usuarios podrán acceder a ellos a través del Home Banking. En la plataforma encontrarán las formas de uso de los cheques electrónicos y podrán realizar endosos y cobros. De esta forma, en vez de realizar transferencias, el cliente podrá elegir librar un cheque digital que luego deberá firmar electrónicamente.

Una vez que el destinatario recibe el eCheq podrá continuar con la operatoria online y realizar alguna de estas cuatro acciones: depositarlo en una de sus cuentas, endosarlo, endosarlo para su negociación en el mercado de valores o ponerlo en custodia.

La adopción de nuevas tecnologías permite realizar avances en todas las disciplinas y la economía no se quedará atrás. Esta nueva herramienta promete ser más segura y rápida que los cheques en papel y, si los usuarios la incorporan correctamente, es muy probable que próximamente termine de desplazar al documento físico tradicional.