El director del Banco Central de la República Argentina, Horacio Liendo, anunció durante el Digital Forum 2019 organizado por el IAEF (Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas) que este 30 de junio entra en vigencia el cheque electrónico junto con la vinculación de las cuentas virtuales y bancarias y el Debin 3.

El fin de esta implementación es crear un instrumento que permita operar de forma más rápida, sencilla, no presencial y a menores costos.

El DEBIN (débito inmediato), permite que una persona humana o jurídica realice un pago online a otra de manera inmediata. El vendedor emite el DEBIN y el comprador deberá aceptarlo o rechazarlo. Una vez que el DEBIN es aceptado el dinero se debita automáticamente de la cuenta del emisor y se acredita inmediatamente en la cuenta del acreedor.
Es por esto que el Debin 3 permitirá utilizar la cuenta bancaria a cualquier dispositivo que dé cualquier proveedor.

Si bien la implementación de los cheques electrónicos será optativa para las entidades bancarias, sí estarán obligadas a recibirlos para depósito, pago o su posterior acreditación y cobro.

Resulta importante destacar que, a pesar de la digitalización del sistema de cheques, el impuesto a los mismos seguirá vigente al igual que en el formato físico. En materia de impuestos será lo mismo librar un eCheq que un cheque clásico.

Como detallamos previamente en otros artículos de Todo Cheques, los cheques electrónicos, además de modernizar y agilizar las operaciones bancarias, ayudarán a reforzar la seguridad de libradores y beneficiarios. Gracias al sistema desarrollado para este tipo de operaciones y los controles de las apps se podrán evitar los cheques falsos y adulterados y se reducirá la cantidad de cheques emitidos con errores que hacen que los mismos terminen siendo rechazados.