A principios de mes, el tenista de 27 años, Federico Coria ganó el primer Challenger de su carrera en Estados Unidos y lo festejó al mejor estilo Marcelo Salas (delantero chileno de River) como su hermano Guillermo, a quien ya conocemos como número 3 del mundo en 2004 y finalista de Roland Garrós en aquel mismo año.

Federico consiguió su primer título en la segunda categoría del tenis de élite, imponiéndose por 6-3, 4-6 y 6-2 ante el italiano Paolo Lorenzi en un partido que duró 2 horas 31 minutos. Además de haberse llevado un gran logro deportivo en el Challenger de Savannah (Georgia, Estados Unidos) el rosarino obtuvo un cheque por US$ 7.200.

Actualmente, Federico Coria se encuentra en el puesto 220 del ranking mundial del ATP y en su haber se lleva la derrota al gran candidato Tennys Sandgren.

Según fuentes de La Nación, el partido ganado por Coria representaba más de lo esperado ya que el tenista venía de superar una suspensión impuesta por la Unidad de Integridad del Tenis (TIU). La sanción se debió a que el menor de los Coria no reportó un soborno que le ofrecieron en el Future de Sassuolo en 2015.

A pesar de que Federico no aceptó el soborno se consideró que el reglamento fue infringido por el simple hecho de no haberlo denunciado ante las autoridades. En primera instancia la suspensión era de 8 meses pero luego fue reducida a 2 meses con la condición de no cometer otros errores. Es por eso que, entre junio y agosto de 2018 el tenista se mantuvo alejado de las canchas de tenis y tuvo que pagar US$ 5.000 como multa por cargos de corrupción.

Más allá de haber confesado que muchas veces se encontró comparándose con su hermano Guillermo, gracias a su familia, Federico Coria no se desanimó y ahora puede ver resultados favorables junto a un gran progreso en su trabajo, lo que le permitirá mantenerse firme en su carrera deportiva.

Categorías: BlogCobros