La ruptura en la cadena de pagos reflejó el fuerte deterioro en la economía Argentina en 2018. Según Ficonomics, consultora especializada en economía política y finanzas, la cantidad de operaciones rechazadas creció un 66,2% en tan solo un año haciendo que las cifras de cheques rechazados sean alarmantes al aumentar, no solo en cantidad de rechazos, sino también en los montos.

En un informe del Banco Central de la República Argentina, se detalló que la cantidad de cheques rechazados sobre el total de cheques compensados fue el 5,2% mientras durante la crisis del 2001 el porcentaje alcanzado fue del 5,4. Además, se señaló que la cantidad de cheques compensados cayó un 2%.

El aumento de las tasas de interés creó una gran dificultad para que, principalmente, las pymes puedan financiarse. Como resultado de eso, aquellas empresas inclumplieron sus compromisos económicos y la mayor cantidad de sus cheques salió rechazada. Las pymes son quienes enfrentan el mayor problema ante la caída del consumo, el incremento de costos y la falta de financiamiento. Tal como se indica en el informe de Ficonomics, “esto nos permite tomar conciencia de la magnitud del desajuste que parece estarse generando en la cadena de pagos”.

Además, desde Ficonomics indican que puede que “no hayamos visto la peor parte aún” ya que se espera que en los próximos meses se sigan observando crecimientos en la cantidad de cheques rechazados. También se señaló que es preocupante el nuevo endurecimiento monetario puesto en marcha este mes por el BCRA y que podría significar un punto de quiebre definitivo para muchas empresas que, según datos, parecen estar al borde de la cesación de pagos. Restará esperar la evolución de estos temas durante este año de campaña electoral para poder definir si la crisis y la cantidad de rechazos irán en aumento o si hay una luz al final del camino.