A pesar de haber anunciado que la vigencia de las líneas subsidiadas para descontar cheques de PyMES era hasta el 30 de junio, el Ministerio de Producción decidió cortarlas el viernes 10 de mayo. Desde el Ministerio anunciaron que, para aquella fecha, ya se había llegado al tope pautado que era de $50.000 millones.

La línea de financiamiento para el descuento de cheques estuvo vigente desde el 1º de marzo en 29 entidades bancarias. Gracias a ella se presentó la posibilidad de descontar documentos de hasta 120 días de plazo en bancos públicos, con una tasa de interés del 25% anual, y en bancos privados, con una tasa del 29% anual.

Resulta difícil de confirmar que haber llegado al supuesto tope fue el verdadero motivo de interrupción de las líneas subsidiadas pero integrantes del Ministerio de Producción aseguran haber beneficiado a 40.000 PyMES, lo cual hizo que se consuman todas las líneas antes de lo previsto.

Según El Cronista, “en Banco Galicia explicaron que la línea subsidiada para el descuento fue dada de baja por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP), el organismo encargado de canalizar la bonificación. De todos modos la entidad destacó que, mientras la línea estuvo vigente colocaron $3.433 millones en 2977 empresas”.

Además, se destaca que el Banco Francés, de ahora en más BBVA, completó su cupo de $7.000 millones para el descuento de cheques al 29%.

A poco tiempo de haber finalizado este sistema de líneas subsidiadas para el descuento de cheques, el Ministerio de Producción asegura que están trabajando en un nuevo lanzamiento.