El Gobierno de la provincia de San Juan propuso medidas para sacar adelante la cosecha de 2019. Mediante un nuevo programa que busca favorecer a cosechadores, los beneficiarios recibirán créditos de hasta $400.000 con una tasa de interés del 0%.

Serán $1.4 millones los destinados a gastos relacionados con cosecha, acarreo y elaboración de productos agrícolas y hasta $8 millones en el caso de empresas agroindustriales.

El programa está destinado a productores de vino que cuenten con terrenos de hasta 25 hectáreas y con él se busca financiar gastos de elaboración y optimizar recursos monetarios. Los productores podrán usar los créditos para la viticultura: cosecha de uva, el traslado de materia prima y el tendido de uvas para su secado y tendrán 12 meses para devolver el crédito.

El crédito se obtiene fácilmente y, mediante él, los vitícolas son quienes eligen los establecimientos elaboradores a donde llevar su producción.

La principal ventaja de este crédito es el cheque de garantía. Según “Tiempo de San Juan”, podrá materializarse en cheques de pago diferido, propios o de terceros y la bodega o el establecimiento elaborador que se encargue de la producción podrá ser el organismo indicado para emitir el cheque por la garantía apropiada.

Por otro lado, el Gobierno anticipó que en el programa de reconversión vitivinícola se otorgarán créditos blandos a pequeños y medianos productores de uva. El fin de este beneficio es ayudar, mediante alternativas productivas, a reducir costos y así lograr una mejor rentabilidad y competitividad en el sector.

Gracias a estas nuevas medidas adoptadas por el Gobierno de la provincia de San Juan, se contribuirá a mejorar las condiciones para la inversión en el sector primario y a mejorar la competitividad en el sector exportador ayudando a todos los eslabones de la cadena vitivinícola. Las áreas que se verán desarrolladas serán el mercado en sí, la logística y la calidad del producto final.