La semana pasada hablamos de generar un cambio en nuestra mentalidad financiera para producir ahorros (mediante nuevos hábitos) que serán destinados a inversiones, para empezar a construir un futuro que nos proporcione mayor comodidad y seguridad en los aspectos monetarios. Hoy vamos a hablar de algunas opciones para invertir 1000 dólares, un monto que tal vez tengas ya ahorrados y no sepas que hacer con él, o que podés conseguir con algunos de los consejos que compartimos la semana pasada.

La primera alternativa de inversión que te sugerimos es continuar alguno de los caminos con los que lograste conseguir tus primeros mil dólares. En la entrada anterior hablamos de vender objetos por internet u ofrecer algún servicio que te sientas apto a realizar, entonces, ¿por qué no seguir aprovechando esta fuente de ingresos? En el caso de los objetos, tal vez hayas aprendido que un producto tiene mejor salida que otro y también las diferencias que hay de precios al respecto. Bueno, podrías averiguar dónde comprar ese producto a un precio bajo y revenderlo con un margen que justifique el esfuerzo. Lo mismo con el servicio que ofrecés. Podés comprar equipamiento para ofrecer un servicio mejor e incrementar tu tarifa, sumado a que ya estarás con más confianza por tener experiencia. La idea es que potencies tu impulso inicial.

Por otro lado, si lo que querés es empezar a que tu dinero trabaje para vos en vez de hacerlo vos mismo la segunda opción que recomendamos es invertir al S&P 500. Estas siglas representan a las 500 empresas más representativas de la bolsa de Wall Street. En los últimos 20 años replicar al S&P ha rendido un 7% anual, por algo esta acción es conocida como “jugar a caballo ganador”.

Si tu preferencia siempre han sido los ladrillos pero considerás que todavía no tenés los fondos suficientes, lo que podés hacer es invertir en un crowdfunding. Hay varios proyectos en el país, o fuera, en el que tus mil dólares alcanzan para cubrir la participación mínima. Es cuestión de buscar bien cuál se ajusta más a tus gustos. Estas inversiones suelen rendir un 9% anual, pero este porcentaje se incremente si se deja el dinero por un mayor período de tiempo.

Por último, si tenés un perfil más abocado al riesgo y querés sacar mayores rentabilidades, una opción que te dará retornos superiores y que están de moda hoy en día es invertir en una “Fintech”. Este término viene de “Financial Technology” y se trata de una industria financiera que aplica nuevas tecnologías a actividades financieras y de inversión. Esta modalidad de inversión puede dejar hasta un 16% anual pero, como indicábamos, hay que tener cuidado ya que representa un riesgo mayor. Lo ideal en estos casos es investigar bien a qué empresa le vamos estar confiando nuestro dinero, buscar gente que ya haya invertido allí y hacerlo progresivamente, para ir y conociendo y analizando la firma a la cuál le estamos depositando nuestra confianza.

 

Categorías: BlogFinanzas