Bien sabido por todos es que el país tiene una deuda con el FMI, pero pocos tienen en claro a qué se refería el flamante presidente de la Argentina, Alberto Fernández, en tiempos de campaña cuando proponía pagar la deuda a la manera “uruguaya”.

“Vamos a pagar la deuda creciendo y exportando, porque la Argentina no emite dólares. El único camino es exportar. El otro modo se ha agotado, que es endeudarse. Para eso necesitamos ganar tiempo y no hacer quitas. Diferir las obligaciones en el tiempo y que suban de un modo más amesetado, no exponencialmente”, había tuiteado Alberto durante su campaña.

Este concepto que tanto se escuchó implica estirar los plazos de pago pero sin reducir intereses ni capital. Entonces, la idea del actual Gobierno es suspender el pago de los intereses durante los años 2020 y 2021, que le permitirán evitar el pago de unos U$30.000 millones, a la vez que paga al día el capital. Esto serviría como atenuante para apuntalar la recuperación de la actividad económica local, que viene de dos años de contracción.

Esta iniciativa busca replicar lo que hizo Uruguay en 2003 cuando aplicó esta exitosa medida para pagar su deuda. De todos modos, no son pocos los especialistas que avisan que no será tan sencillo ya que la situación del país vecino en aquella época era diferente dado que el monto que adeudaba no era tan grande y sus acreedores eran menos.

Ya con la banda presidencial, A. Fernández parece decidido a llevar a cabo la estrategia, es por eso, que designó como ministro de economía a Martín Guzmán, un investigador y profesor de la Universidad de Columbia, donde dirige precisamente un programa sobre reestructuraciones de deudas soberanas. De muy buena reputación, el flamante ministro tendrá como difícil tarea negociar con el Fondo que, según se rumorea, no vería con tan malos ojos esta alternativa, dado el contexto y la ideología de quienes dirigen al país hoy en día.

Lo cierto, es que este es el primer episodio de una serie que promete ser larga y con varios capítulos. De lograr llegar a buen puerto las partes, esto podría marcar un antes y un después para la economía Argentina. En Guzmán y su equipo están puestas hoy las expectativas de millones de argentinos.

Categorías: FinanzasPagos